Inicio > El Club > Historia > Los años ’20. Newell’s sigue hegemonizando el fútbol amateur.

05.jpg

Tras un período de recambio en el once titular, Newell’s vuelve a hegemonizar el fútbol local. Gana la “Copa Vila” en 1918, 1921 y 1922, y la “Copa Estímulo” en 1925. En 1921 se alza con un nuevo trofeo nacional, la “Copa Dr. Carlos Ibarguren”, que enfrentaba a los campeones de Rosario y Buenos Aires. En la final -jugada en enero del ’22- Newell’s bate a Huracán con un contundente 3 - 0 (2 goles de Atilio Badalini y 1 de Julio Libonatti). De aquella etapa se recuerdan algunos partidos memorables, entre los que se cuentan la goleada por 4 - 0 al Real Madrid conducido por Santiago Bernabeu (1927), el 2 - 1 al Bologna F.C (campeón del calcio italiano) y el 2 - 0 al Torino F.C (subcampeón), ambos en 1929.

Durante los años ’20 surge una anécdota que se volverá marca de identidad para el fútbol rosarino. En cierta ocasión, la comisión de damas del Hospital Carrasco decidió organizar un clásico a beneficio de los enfermos del Mal de Hansen (lepra). Newell’s aceptó de inmediato la propuesta, por lo que a partir de ahí sus hinchas fueron bautizados como los “leprosos”. Rosario Central rechazó el desafío, lo que motivó que fueran recordados como los “canallas”.

Entre los jugadores más destacados de aquel período se recuerda a Julio y Humberto Libonatti, Adolfo y Ernesto Celli, Atilio Badalini, Vicente Aguirre, Bernardino Nuin y Gerónimo “Oso” Díaz.