Inicio > El Club > Historia > El Parque Independencia como eje cultural de la ciudad.

07.jpg

En 1929 -bajo la presidencia de Víctor Heitz- se construye sobre el lateral oeste la tribuna de la visera (actualmente denominada “Gerardo Daniel ‘Tata’ Martino”). Fue la segunda tribuna de cemento de Sudamérica. Rápidamente, en 1930 se alza la cabecera norte, a espaldas del paseo del palomar. Ese año, Carlos Gardel elige el estadio de Newell’s para ver fútbol en su visita a Rosario. Luce durante todo el partido un escudo rojinegro regalado por un socio. En el ámbito de la política se recuerda la visita de referentes de la talla de Lisandro De La Torre (1929) y Juan Domingo Perón (1944). Durante los años ’40 y ’50 los carnavales y las populares noches bailables junto a la pileta olímpica -inaugurada en 1930- fueron cita obligada para los rosarinos. Brillaron en el escenario grandes artistas del tango como Julio Martel, Horacio Salgán, Alfredo De Angelis, Aníbal “Pichuco” Troilo, Osvaldo Pugliese o Edmundo Rivero.