Inicio > Noticias Fútbol > Primera división

Clásicos para recordar

13 de Septiembre de 2019 · Por "Cuna de ases".

Uno de los hechos fundantes de la Historia del querido Newell’s se llevó a cabo en la Plaza Jewell un 18 de junio de 1905. Aquél triunfo, con gol de Faustino González, enarbola el sentimiento inmodificable con el que el Pueblo Leproso sale a defender los colores todos los días. Aún hoy, cuando ingresamos al Club y alzamos la vista, una gráfica recuerda aquél triunfo 1 a 0 en Plaza Jewell, al lado, brilla Mario Zanabria llevado en andas en los festejos del 2 de junio de 1974. En los 69 años que hay entre gráfica y gráfica, ¿se jugó algún clásico? Innumerables bregas se han sucedido, por Torneos Rosarinos, Copas Nacionales, Torneos de Primera División AFA, liguillas, amistosos. En 1911 Newell’s obtiene la Copa de Honor “Municipalidad de Buenos Aires”, gran lauro nacional que se inició con un clásico rosarino en el que Newell’s se impuso 2 a 1 con dos goles de José Viale.

El 2 de octubre de 1912, también por la Copa de Honor, Newell’s sale a disputar una nueva edición clásica. Esta vez entre torbellinos en los pasillos de la Liga Rosarina. Algunos Clubes están lucubrando el armado de una Liga Disidente con ideas traídas de Buenos Aires. La Lepra presenta el siguiente once: Balbiani; Hamblin y Bordabehere; Ongay, Caracciolo González y Torelli; Puig, Manuel González, Blotta, Povey y José Viale. La gente delira cuando Lito González convierte el primer tanto, tras un remate de atroz violencia. Rápido empate de los ferroviarios. A los 20 minutos de la primera etapa Lito vuelve a poner en ventaja a Newell’s. Pero nuevamente empatan los locales. No hay goles en el complemento. Deben ir a tiempo suplementario, media hora más de juego. Primero a los 6 y luego a los 11 minutos, Lito González, conquista dos valiosísimos tantos. Descuento local a los 23 minutos. A los 28 minutos, Lito González, vuelve a convertir para la Lepra. 5 a 3 definitivo. 5 goles de Manuel Paulino González, en una maravillosa tarde.

El 18 de junio de 1922, como no podía ser de otra manera, vuelve a tener a Newell’s como vencedor del clásico rosarino. Umberto Libonatti a los 75’ minutos establece el 1 a 0 final. Esa tarde se llevó adelante la primera filmación ocurrida en un clásico. El diario Reflejos auspició el rodaje del partido. Anunció una proyección de las imágenes entre las cuales se encontraría el gol de Libonatti. Newell’s formó con: Nuin; Bourguignon y Adolfo Celli; Chabrolín, Salcedo y Grenón; Umberto Libonatti, Julio Libonatti, Badalini, Ernesto Celli y Quintana.

1° de diciembre 1935 Anteúltima fecha del Torneo Molinas. Newell’s aventaja en un punto al segundo. Deben enfrentarse ambas escuadras, en una nueva edición del clásico rosarino. Ambos tienen chances de ser Campeón. El partido se disputará en el field de Avenida Génova. Newell’s sale al campo con: Montemuro; Ezequiel Tarrío y Landolfi; Alfredo Díaz, Valdéz y Bianchi; Rúa, José Fabrini, Eduardo Gómez, Gabino Ballesteros y Guiribaldi. A los 7 minutos Hayes hijo abre la cuenta para los locales. En las tribunas locales hay lágrimas de emoción. “¡Paren el partido! ¡Ya está! ¡Ganamos!” A los 22 minutos Eduardo Gómez conquista la igualdad. A los 38', nuevamente Gómez, hace enloquecer de alegría a la parcialidad Leprosa, desnivela el tanteador 2 a 1. En ese momento desde la tribuna local llueven toda clase de proyectiles. Hacia la parcialidad visitante y hacia el campo de juego. El juez Magariños decide suspender el encuentro. Con el triunfo, Newell's se consagraría Campeón, y la vuelta sería en su cara. Ezequiel Tarrío fue herido en la frente por uno de los proyectiles. Triste desenlace para una fiesta futbolística. El 11 de diciembre en el estadio de Belgrano y a puertas cerradas, continuó el partido (restaban por jugarse 33 minutos). Las crónicas de aquellos días hablan de estafa al público por el ridículo desenlace a puertas cerradas. No se modifica el tanteador, y Newell’s se consagra Campeón. Cuadrazo el Newell’s de Adolfo Celli.

En 1940 Adolfo Celli vuelve a hacerse cargo de la dirección técnica de Newell’s. El 1° de diciembre por la fecha 31, Newell’s, visita a su clásico rival para cerrar el año. La Lepra presentó el siguiente once: Heredia; Gilli y Sobrero; Pellegrini, Perucca y Reynoso; Ozcoidi, Franco, Pairoux, Dorado y Ferreyra. En una brega intensa donde los rivales erraron un penal, Newell’s con goles de Juan Silvano Ferreyra y Manuel Dorado, ganó 2 a 0. Este fue el primer triunfo por torneos AFA en el reducto de Avenida Génova.

Nuevamente un 1° de diciembre, por la fecha 30 del Torneo de AFA 1956, Newell’s se presenta de visita a disputar el clásico rosarino. Comenzó con un temprano gol local. Los minutos se sucedían, y parecía que la derrota quedaba sellada. Comenzado el 2do tiempo nada hacía suponer una modificación.... hasta que La Bruja Belén en sus convites del medio campo se hizo del balón, avanzó y no dudó. ... de treinta metros remató, dio en el poste y rebotó en la espalda del goal-keeper. Golazo. La Bruja en su delirio corrió a treparse del alambrado de la popular visitante y se quedó, se quedó festejando con su Pueblo. La lluvia de proyectiles cayó desde las tribunas locales. Pero el partido siguió. A los 30 minutos, Luis Pereyra apiló contrarios, se los llevó contra el arco, eludió al arquero, y se metió dentro del arco. Gooool de Newell's. Gran triunfo 2 a 1. Ese día Newell’s formó con: Masuelli; Semprini y Fontana; Boveri, Griffa y Miralles; Nardiello, Puppo, Pereyra, Belén y Yudica. Dirigidos técnicamente por la dupla de ídolos Leprosos José Fabrini y René Pontoni.

Aquí nos detenemos amigos, que esta arbitraria selección no altere los ánimos. Siempre habrá un partido más recordado que otro… muchos de ellos podés revivirlos en video, en las mejores jugadas capturadas, o en 93 minutos. No podemos permitir que gloriosas gestas leprosas queden vilmente derruidas en el olvido. Al gran pueblo leproso, salud!

Fuentes:

  • Historia Del Más Popular
  • Pionero del Fútbol
  • Diario Leproso
  • ElRojinegro.com
  • Historia del Fútbol Rosarino
  • Alma Leprosa en San Miguel 

Mirá la edición completa de la revista Roja&Negra