Inicio > Noticias Fútbol > Primera división

''Es un honor y un orgullo formar parte de la familia Newell's''

12 de Diciembre de 2019 · Justo Villar pasó por la ciudad y visitó tanto el Centro de Entrenamiento Jorge Griffa como el Marcelo Bielsa (video).

A 15 años de la obtención del título en el torneo Apertura 2004 de la mano de Américo Rubén Gallego, Justo Villar visitó el Centro de Entrenamiento Jorge Griffa y el estadio Marcelo Bielsa, donde dialogó con el sitio oficial del club para rememorar su importante paso por nuestra institución.

El ex arquero paraguayo comenzó su carrera en Sol de América, pasó por Libertad, donde obtuvo dos campeonatos de liga y posteriormente recaló en el club del Parque para convertirse en una de las piezas fundamentales de aquel Newell’s que se coronó campeón del Apertura. Justo recibió solo 11 goles en 19 fechas, fue elegido como el mejor futbolista del campeonato y nombrado por la prensa argentina como el “Portero del Año”, habiendo ganado además el premio al “Futbolista paraguayo del año”.

Este jueves se cumplen 15 años de aquella tarde en la que el pueblo rojinegro se movilizó como nunca otra hinchada hizo, cuando por la última fecha la Lepra visitó Avellaneda con la compañía de 40 mil leprosos. El resultado no fue favorable pero otro resultado permitió que Newell’s vuelva a gritar campeón del fútbol argentino. Fueron diez victorias, seis empates y tres derrotas para alcanzar los 36 puntos, dos más que el escolta.

“Recién llegaba y de a poco comenzaba a entender la pasión con la que se vivía el futbol en el país, especialmente en la ciudad y más aún en Newell’s. En mi primer torneo fuimos campeones, fue algo único. Teníamos un plantel con experiencia y juventud, además de la presencia del Tolo, quien entendía como jugar cada partido”, expresó.

“Recuerdo la caravana interminable que iba hacia Avellaneda y nos esperaba en el estadio, lleno de gente, hinchas afuera, nuestras familias comentándonos lo que pasaba. Entramos al partido un poco distraídos por todo eso y arrancamos perdiendo, después tuvimos que escuchar que pasaba en otra cancha y sufrimos hasta que se definió a nuestro favor. Fue un desahogo inmenso, una fiesta increíble de visitantes aunque parecía que estuviéramos en el Coloso”.

Aquel largo camino contó con momentos y triunfos importantes como fue por ejemplo la segunda fecha en la que debieron disputar el clásico rosarino fuera de casa: “Fue emocionante el estar viviendo un clásico tan fuerte como se vive acá, pasé de verlo por televisión a luego sentirlo. El primero me marcó mucho, ganamos con gol de Julián Maidana, ese fue el partido donde comenzamos a cimentar el título”.

Además se manifestó acerca de la relación que mantiene con el hincha, el cual siempre le demuestra cariño y lo recuerda como uno de los mejores porteros en la historia de la Institución: “El aliento nunca nos faltó, el hincha es increíble, aún cuando el equipo está mal. Es algo que se da en pocos lugares, acá lo sentí y estoy agradecido por todo ello, los voy a llevar siempre en el corazón”.

Durante su carrera con la Selección de Paraguay, estuvo entrenado por un ídolo leproso como el Tata Martino: “Fue una etapa de las más lindas, nos faltó consagrar. Mi meta y mi tarea hoy en día es poder traspasarles a los más jóvenes lo que significa la Selección. El Tata ayudó a rearmar un grupo que venía complicado, se forjó algo espectacular y logramos disputar un mundial, ojalá ahora con el Toto (Berizzo) podamos clasificar nuevamente”, añadió el Director Deportivo de la Albirroja.