Inicio > Noticias Institucionales > Com. Directiva

El club que todos queremos entró en el camino de la previsibilidad

07 de Septiembre de 2019 · En la comunidad de socios leprosos, la consideración del balance de cada ejercicio se ha convertido en una auténtica rendición de cuentas para la comisión directiva de turno.

Más que en muchas otras instituciones deportivas, principalmente por la intensa vida política que tiene este club en particular. El resultado de cada balance le permite a los socios tener un panorama de lo sucedido en el ejercicio y percibir lo que vendrá para el futuro de la institución. Esta vez, el horizonte se observa mucho mejor que en los últimos años.

El período 2018 - 2019 presenta resultados positivos sobre lo actuado e indicadores optimistas para el próximo, que son consecuencia de muchas buenas decisiones, algunas incluso tomadas en ejercicios anteriores. Unas fueron difíciles de aceptar en su momento, pero necesarias para avanzar y sacar al club del complejo terreno en el que estaba. Otras, que parecían poco relevantes en lo inmediato, cobraron dimensión y se convirtieron en importantes en el mediano plazo.

Por ello, es imperativo entender que el resultado positivo de este ejercicio y la reducción de deuda a niveles históricos no son números producto de sumar ingresos y restar gastos o de la venta eventual de alguna promesa. Es fundamental considerar que en este ejercicio no están incluidos los ingresos por las ventas de Ezequiel Ponce ni de Enzo Barrenechea, proyectos de las divisiones inferiores que suman un gran valor para el club. Este balance es el reflejo del trabajo en equipo de todo el club, con gran esfuerzo y constancia que, a primeras, costaba mucho asumir, incluso en lo político, pero hoy permite transitar un camino más firme, seguro y previsible.

Las decisiones importantes se tomaron en todos las áreas, en diferentes escenarios. Muchas veces, en condiciones poco favorables. Así, por ejemplo, en el ámbito del fútbol profesional, en un momento fue necesario ajustar las pretensiones a un presupuesto real y sincero para la coyuntura por la que pasaba la institución. Dolió que no se pudiera retener a algunos ídolos, es innegable. Esa difícil decisión, criticada por casi todos los sectores, sumada a la política de lograr saldos positivos en los mercados de pases, colaboró a que parte de las finanzas se fueran equilibrando y que, hoy, el primer equipo vuelva contar con dos de esas grandes estrellas y otros jugadores de trayectoria.

Con la creación de la Secretaría de Fútbol, dirigida por Sebastián Peratta, se definieron políticas estratégicas para la composición del plantel profesional con el foco en buscar equilibrios entre las necesidades deportivas y las proyecciones económicas. Las principales apuntaron a capitalizar a Newell´s con el rodaje de juveniles en primera división cuya plantilla en ejercicios anteriores casi no tenía jugadores propios. Lógicamente, este camino también fue muy resistido por una parcialidad que quiere ver resultados inmediatos. Pero, a la vez, es muy necesario. En estos días, la capitalización del plantel ha crecido y generado un gran valor comercial para la institución: los derechos deportivos de más de la mitad de los jugadores del primer equipo pertenecen al club. Este dato es trascendente porque, otra vez, permite tener una proyección muy optimista para el futuro. Tanto en lo económico como en lo deportivo. Esto solo se puede llevar adelante con la integración de los liderazgos de los diferentes sectores que participan en las decisiones: Comisión Directiva, Secretaría de Fútbol, Dirección Técnica del plantel profesional y Dirección General de las divisiones juveniles.

El proyecto de inferiores que se refundó en 2016 con el inicio de esta gestión, en este ejercicio se continuó con la nueva dirección de Enrique Borrelli y Juan Cruz Anselmi, experimentados formadores de jugadores. Esta fue una acertada decisión que permitió a Newell's Old Boys seguir con el plan inicial, y sumarle el conocimiento y capacidad de gestión de estos profesionales. El proyecto muestra los aciertos logrados, que comienzan a observarse en datos estadísticos como, por ejemplo, alcanzar mejor posición en todas las divisiones juveniles de los últimos diez años. 

De las misma forma que este balance permite percibir un futuro certero desde lo económico, la performance de las divisiones juveniles muestran que, futbolísticamente, el club está recuperando su esencia, aquella que está en la genética leprosa, que es marca registrada de Newell´s Old Boys, y el porvenir es auspicioso. En este marco, es necesario destacar que la vuelta del maestro Jorge Bernardo Griffa al predio de Bella Vista a transmitir conocimiento es una demostración de cuál es el rumbo. Y las consecuencias del conjunto de decisiones comienzan a verse. En las convocatorias de las selecciones nacionales juveniles a jugadores de la cantera , en el interés del mercado internacional en jóvenes promesas, y en transferencias que hoy son un hecho.

Otro aspecto que sobresale es la formalización de los primeros contratos de jugadores juveniles. Que aseguran al club la protección de su patrimonio, construido en base a la inversión que realiza en la formación y desarrollo de los jóvenes, tanto en lo deportivo como en lo educativo. El club, además de formarlos como deportistas y darle alojamiento a más de setenta jóvenes en la pensión del Parque, les exige a los chicos que asistan al colegio y superen las distintas etapas educativas de manera normal. Muchos lo hacen en el Colegio Newell's. Esta política aspira a lograr jugadores completos, en todos los órdenes de la formación. Buenos ejemplos son los casos de Aníbal Moreno, que contaba con contrato vigente desde meses antes de comenzar a destacarse en la selección juvenil, y muchos otros que están en pleno crecimiento.

El funcionamiento y crecimiento del club también requirió de la determinación política para llevar adelante obras imprescindibles, muchas veces buscando diferentes maneras de hacerlas viables. Una de ellas, relevante en todos los aspectos, fue la puesta en funcionamiento del edificio Griffa, el hotel para jugadores del plantel profesional donado por Marcelo Bielsa. Esta construcción estaba terminada hacía un tiempo pero le faltaban las conexiones de algunos servicios y todo el equipamiento interior, desde el mobiliario de las habitaciones hasta las maquinarias de la cocina, decoración, entre otros. Aspectos que quedaban a cargo de la institución y que representaron en su totalidad una inversión muy importante, si se considera la ubicación del edificio y el tendido de los conectores necesarios, por ejemplo, para el gas natural. También se sumaron otras de menor escala pero necesarias, que venían relegadas por años. Tanto en el Centro de Entrenamiento Jorge B. Griffa, donde se realizaron la iluminación del camino principal, riego artificial en canchas cinco canchas, la sala de prensa, el vestuario y zona de precalentamiento en Hockey, los consultorios odontológicos para juveniles, como en el Parque. Allí, además de los consultorios médicos para los socios, se ejecutaron varias obras en el estadio, como una nueva cabina de tv, el rediseño del palco presidencial, la instalación de mega pantallas de leds en estadio, los puestos de hidratación para el público, renovación de núcleos sanitarios, una sala de fotografía, entre otras. Y en Malvinas, la iluminación de canchas y el ingreso con control electrónico. Todas importantes para cada área, todas importantes para el desarrollo del club. 

En la decisión de renovar anticipadamente con la marca Umbro como sponsor técnico se priorizaron varias cuestiones, como la incorporación de ropa para el fútbol infantil, el volumen de prendas acordado, entre otras. Pero la que inclinó la balanza hacia la renovación fue la excelente aceptación que tienen la mayor parte de los hinchas rojinegros. Conformes con la variedad, satisfechos con la calidad, contentos con el diseño. Este nuevo contrato se firmó en el cierre del ejercicio, seis meses antes de que entre en vigencia, como decisión estratégica de gerencia general y comisión directiva.

El constante acercamiento a los socios y a las filiales es una política de gestión que tiene por objetivo entender mejor las inquietudes de la comunidad leprosa, mantenerse en contacto permanente y crear más valor en conjunto. Así surgieron nuevas ideas que se llevaron a cabo, como las visitas guiadas al edificio Griffa, el sorteo del auto 0 km con la adquisición de abonos, y hasta la preferencia de la marca Umbro, como se detalló antes.

Otro tema pendiente, histórico, que se pudo cerrar en este ejercicio fue la escrituración definitiva del predio de Ricardone. Hacía años que se no se podía avanzar en la formalización de un derecho que la burocracia instalada venía complicando durante muchos años pero que, finalmente, se pudo realizar y capitalizar a la institución, a partir de una exitosa gestión y un importante desembolso.

En lo referido a los demás deportes que se practican en el club, sobresale el aumento de deportistas que desarrollan actividades en la institución y la cada vez mayor concurrencia que generan. Entre ellos, el futsal, que está en pleno crecimiento, con un equipo representante en la categoría C de AFA, con buenos resultados y muchos proyectos por delante. 

En lo social y cultural, este ejercicio tuvo una intensa participación del club desde sus departamentos Solidario y de Cultura, que realizaron una gran cantidad de acciones enfocadas en la integración de sectores, difusión de la historia leprosa, contención, y creación de valor. El programa De todos lados, todos los barrios, que ahora se gestiona directamente desde el club, las visitas guiadas al estadio, los eventos culturales que consolidan a la institución, las visitas a hospitales, las entregas de regalos en el día de las infancias, las charlas de ídolos históricos y muchas otras acciones son el reflejo de una política intencionada que tiene como idea acercar al club a todos los sectores de la sociedad, promocionar del espíritu rojinegro y crear pertenencia.

El análisis del año se puede cerrar con la referencia a dos puntos que en otros ejercicios eran de difícil control, que hoy están completamente estabilizados y que son un fiel reflejo del camino que transita la economía de la institución. Se trata del cumplimiento del pago de sueldos al personal, que está al día en tiempo y forma, tanto con los jugadores y cuerpo técnico, como exige Superliga, como con el personal estable de planta. Y el  pago de las cuotas del fideicomiso, que actualmente tiene en depósito la reserva de fondos para el pago de la cuota de octubre y prevista con fondos de ingreso seguro a la próxima, correspondiente a abril 2020.