Inicio > Noticias Institucionales > El Club

A 25 años del campeonato 1987-88, el Cubierto fue una fiesta

06 de Junio de 2013 · En reconocimiento al torneo obtenido por el equipo de José Yudica en la temporada 87/88 se vivió el miércoles por la noche el festejo por la gloriosa consagración.

En conmemoración del 25 aniversario del título obtenido en la temporada 1987/88, Newell's organizó un homenaje con los futbolistas de aquél torneo y los de plantel actual. Los jugadores y el entrenador campeón de la inolvidable estrella rojinegra asistieron al agasajo en el estadio cubierto, compartiendo recuerdos, anécdotas y un partido de fútbol de carácter recreativo.

Los actuales futbolistas de la Primera División, enfrentaron a los campeones, desatando la emoción de cada uno de los presentes. La celebración conducida por Hernán Benedetto y Carolina Losada, desplegó fútbol, sorteos y sobre el cierre de la jornada un merecido reconocimiento al DT de aquel torneo. Cuando Yudica arribó a Newell’s Old Boys como entrenador de Primera División ya se trataba de un técnico con éxito. Pero la mayor de las virtudes de aquel conjunto campeón se reconoce a partir de la conformación del grupo con futbolistas y cuerpo técnico surgidos todos de la cantera leprosa.

La constancia y el buen juego, proclamaron 25 años atrás al conjunto del Piojo vencedor de la máxima categoría. “Una palabra es muy poco para definir a ese plantel. Era un equipo que realmente jugaba como se debe jugar al fútbol”, argumentó José Yudica. El conductor reconoció que sólo en la primera etapa del certamen se denotaron las mayores complicaciones. “La segunda rueda fue extraordinaria porque se ganaba por goleada y cuando uno gana por tanta diferencia es porque se trata de un gran plantel”.

El marco resultó el ideal para que el público pudiera disfrutar de todos sus ídolos nuevamente en una misma cancha. Los presentes potenciaron el agradecimiento a la institución por reafirmar el reencuentro, motivando una grata jornada entre viejos amigos. “Nos pone muy contentos el reconocimiento. Nos volvemos reunir con los compañeros que ganamos un torneo y a uno le agarra nostalgia”, manifestó Norberto Scoponi, ex arquero de la Lepra.

El guardameta escogió la victoria de visitante ante River como uno de los encuentros de mayor trascendencia del campeonato “Fue un muy lindo partido, donde el equipo rival jugaba muy bien y pudimos derrotarlos. Desde ahí empezamos a cosechar muchos puntos”, explicó ‘el Gringo’.

Para Víctor Rogelio Ramos, el máximo artillero leproso, el mejor recuerdo personal se basa en el gol que lo consagró. Aquel remate al arco frente a Deportivo Armenio, el cual lo encasilló como el mayor anotador del club. “Para todos los que hemos salido campeones con Newell’s y pertenecemos a una parte de la historia es muy grato que nos recuerden”, expresó el legendario futbolista de la institución.

José Yudica deslizó su emoción desde el comienzo: “Tengo la alegría de un chico de 11 años al encontrarme con mis ex jugadores, con todos aquellos que en algún momento luchamos por esta camiseta que tanto queremos”. En compañía de su familia disfrutó de la fiesta, a la cual fue acompañado por su hijo José, quien fuera el preparador físico de aquel plantel.

La victoria de dicha temporada resultó el triunfo de un estilo de juego, de una identidad propia, que desde entonces se reafirmaría con el paso de los años, plasmando en las retinas un proyecto para nada azaroso. En la memoria y la historia quedarán grabado el nombre de aquellos héroes que se entronizaron como el único conjunto de fútbol argentino conformado en su totalidad por jugadores de la cantera. Un verdadero símbolo y ejemplo a nivel mundial.

 


Multimedia relacionado