Inicio > Noticias Institucionales > El Club

Aquel 18 de junio, José “Pinoto” Viale

18 de Junio de 2013 · Un 18 de junio, pero de 1905, Newell's ganó el primer clásico rosarino de la historia. Conocé la historia de Pinoto Viale, recuperada por un regalo de la Filial Cañada de Gómez.

Por Mauro Emiliozzi

Especial para www.newellsoldboys.com.ar

El 18 de junio de 1905 comenzó a escribirse uno de los mejores capítulos de nuestra gloriosa historia. Por primera vez se enfrentaban Newell’s y Central dando vida al clásico rosarino. La historia ya ha resaltado innumerables veces el fulgor del verdugo de aquella tarde, el legendario Faustino González. Pero esta fecha nos invita a sumergirnos en aquellos señeros años de nuestra institución, para rescatar la figura de un crack sin precedentes: José “Pinoto” Viale. Nacido en la localidad de Centeno, como tantos hijos de inmigrantes de la pampa gringa llegó a Rosario para estudiar en el Colegio Comercial Anglo Argentino del pionero Isaac Newell. “Pinoto” Viale fue protagonista de aquella tarde de 1905 en la que Newell’s derrotó a Central por 1 a 0, tras lo cual se encaminó hacia su primer título en la Liga Rosarina de Football, la Copa Santiago Pinasco.

Ubicándose en la vieja posición de wing izquierdo, “Pinoto” desbordó incansablemente para que otro astro de su época, Manuel Paulino González, definiera una y mil veces hasta convertirse en el máximo artillero de la era amateur del club (158 goles en 120 partidos). Pero “Pinoto” no era sólo velocidad, sino también precisión. Llegó a convertir 89 goles en un total de 125 partidos disputados con la casaca rojinegra entre 1905 y 1917. En su palmarés del ámbito local se inscriben la Copa Santiago Pinasco (1905 y 1906) y la Copa Nicaso Vila (1907, 1909, 1910, 1911 y 1913). Pero su soberbia actuación no se limitó al ámbito de la Liga Rosarina. En 1911 fue autor del doblete con el que la Lepra eliminó a su clásico rival en la Copa de Honor. Aquel sería el primer título oficial de AFA ganado por Newell’s Old Boys, que tras superar el derby venció a San Isidro y luego a Porteño, en una dramática final.

Para ese entonces, José “Pinoto” Viale también brillaba en la Selección Nacional. Había debutado con la albiceleste el 15 de agosto de 1908 ante Uruguay (2 a 2), por la Copa Lipton disputada en Montevideo. En 1910, “Pinoto” se había consagrado como uno de los mejores futbolistas argentinos, tras obtener la Copa Centenario de la Revolución de Mayo, de la que participaron por primera vez tres equipos sudamericanos: Chile, Uruguay y Argentina.

A la calidad exhibida como jugador, se le suma su inconfundible estirpe leprosa. En 1909 el Tottenham Hotspur F.C visitó el Río de la Plata, y en su paso por Rosario apabulló al combinado local por 9 a 0. Sin embargo, aquel inapelable resultado no fue obstáculo para que “Pinoto” pusiera en grandes aprietos a la defensa rival. Al terminar el partido los dirigentes del Tottenhan tentaron a Viale para emigrar al fútbol profesional inglés, pero “Pinoto” desechó la generosa oferta. ¿Dónde iba a estar mejor que en su Newell’s? Al finalizar su carrera deportiva volvió a su Centeno natal, donde llegó a ser Secretario Comunal. Falleció un 18 de abril de 1941, dejando el indeleble recuerdo de su perfil deportivo y humano.

 

LA HISTORIA, RECUPERADA EN UN REGALO PARA EL CLUB

Días pasados, el Departamento de Cultura de Newell's Old Boys recibió la donación de imágenes y un cuadro de Pinoto Viale, material que fue entregado a la institución por iniciativa de la Filial de Cañada de Gómez y de Paulo Gennero, descendiente directo de Pinoto que vive en la localidad de Centeno (en la foto junto a Gabriela Bodo, coordinadora del Dpto. de Cultura).

Esta donación permite dar a conocer a una figura irrepetible como Viale, quien desechó una oferta para jugar en Inglaterra a cambio de quedarse en el club. Que la actividad surja de una filial, completa el sentido de pertenencia que enorgullece a todos los hinchas de Newell's.